El próximo domingo 23 de agosto se juega la atípica final de Champions League de 2020 entre el Paris Saint Germain y el Bayern de Munich. Dos enormes equipos que llegan en un gran estado de forma tras el parón por el coronavirus y que se prevee que sea un auténtico partidazo. Los amantes del fútbol están de enhorabuena y ya esperan con enorme expectación la finalísima de los dos mejores equipos de Europa esta temporada.

Así se jugara la final

La final será un partido inédito debido a la pandemia del coronavirus. Los equipos han tenido que adaptarse al nuevo formato, jugar en una sede única (Portugal), sin público, con estrictas medidas sanitarias y con un factor clave (3 meses sin competir).

Si el partido acaba con empate al final de los 90 minutos reglamentarios, habrá prórroga. Si al finalizar la misma, sigue la igualdad en el marcador, habrá tanda de penaltis.

El partido se jugará en domingo 23 de agosto a las 21:00h en Portugal en el Estadio do Sport Lisboa e Benfica, más conocido como Estadio Da Luz. En dicho estadio se jugó la final de la Champions League de 2014 entre el Real Madrid y el Atlético de Madrid en la que el conjunto blanco se impuso en la prórroga por 4-1.

El PSG busca su primera Champions

El Paris Saint Germain no ha ganado aún el codiciado trofeo europeo. En 2011 cuando Nasser Al-Khelaïfi adquirió el 70% del club (en el 2012 adquirió el 30% restante) el qatarí lo hacía con el objetivo de construir un súper equipo, plagado de estrellas y sobre todo, que consiguiera títulos.

Casi 9 años más tarde (7 títulos de la League 1, 7 supercopas de Francia, 7 copas de la Liga y 5 copas de Francia) Al-Khelaïfi tiene al equipo donde siempre ha soñado, en la final de la Champions League. Será la novena vez que PSG y Bayern se enfrenten en la competición europea. Y el balance es favorable a los franceses que han ganado 5 partidos por tres del Bayern. En cuanto al apartado goleador, mucha igualdad: 13 a favor del PSG y 12 para el los alemanes. La final se antoja apasionante con dos modelo diferenciados; el poderío colectivo y el físico del Bayern versus las individualidades y el talento del PSG. 

Una apisonadora llamada Bayern de Munich

El equipo alemán es el máximo favorito para ganar la Champions League. Sin duda, el conjunto entrenado por Hans-Dieter Flick es un auténtico vendaval futbolístico. El técnico alemán se hizo cargo del equipo bávaro tras la destitución de Nico Kovac y, durante las primeras semanas, le buscaron un sustituto. Viendo los buenos resultados que iba consiguiendo, decidieron mantenerlo en el banquillo. Los números hablan por sí solos: 35 partidos jugados, 32 victorias, un empate y dos derrotas.

El partido frente al FC Barcelona demostró que el Bayern es el equipo que más en forma está y más peligroso. La escandalosa victoria que endosó al conjuntó azulgrana (2-8) es la máxima goleada en la competición europea. Un vendaval de fútbol y goles. Y un aviso al PSG de lo que se puede encontrar en la finalísima.

Veremos qué equipo acabará levantando la copa, pero lo que es cierto es que veremos sobre el césped jugadores como Neymar Jr, Kylian Mbappé, Robert Lewandowski, Thomas Müller y Serge Gnabry, entre muchos otros. Sin lugar a dudas, es una de las mejores finales que podremos presenciar, en lo que en términos de espectáculo, goles y fútbol se refiere.

 

Si quieres seguir toda la actualidad del mundo de las apuestas deportivas y surebets, sigue nuestro blog.