En este artículo te daremos algunos consejos sobre apuestas combinadas para que puedas tener éxito en el mundo de las apuestas deportivas.
Las apuestas combinadas son una de las modalidades preferidas para los apostadores ya que parten de una premisa muy atractiva: ganar una buena suma de dinero con una inversión muy pequeña en proporción. Pero… ¿qué se debe tener en cuenta a la hora de enfrentarse a este tipo de apuestas deportivas?

¿Cómo hacer apuestas combinadas?

Comencemos por el principio. Como su propio nombre indica, una apuesta combinada no es más que una selección múltiple de apuestas. En ellas, has de acertar todas las predicciones para llevarte la recompensa.
Para hacer una apuesta combinada basta con seleccionar al menos dos eventos deportivos. El máximo de opciones a escoger depende de cada casa de apuestas, pero suele oscilar entre 10 y 16 eventos simultáneos. Por supuesto, a mayor cantidad de apuestas deportivas, mayor será el premio. Pero ojo, al mismo tiempo menor será la probabilidad de éxito. Factores a tener en cuenta sin duda a la hora de definir tu estrategia con las apuestas deportivas combinadas.
Sin embargo, aquí os vamos a dejar algunos consejos básicos para aquellos que queréis adentraros de forma más profunda en esta disciplina y forjar vuestra propia estrategia de apuestas combinadas.

La ambición, tu mayor enemiga

Como comentábamos anteriormente, a mayor número de selecciones, mayor será el posible premio potencial. Hay que tener en cuenta que, en una apuesta combinada, las cuotas se multiplican. Es decir, si en tu apuesta combinada tienes una cuota 2 y una cuota 3, la cuota resultante será 6. A medida que añadas eventos, el crecimiento de la cuota final es exponencial.
Eso puede llevar a la ambición de querer ganar cantidades ingentes, a pesar de que la probabilidad de acierto sea extremadamente minúscula. Es por eso que nuestro consejo es que te centres en un término medio. Una cuota final que te resulte atractiva, pero que al mismo tiempo no te parezca una auténtica locura.
Las apuestas combinadas “por si suena la flauta” suelen llevar al fracaso y, lo que es peor, a la frustración.

Selecciones con sentido y estudio

Si te gustan las apuestas combinadas, perfecto, pero no caigas en el error de apostar a eventos que no conoces o que no has estudiado solo por tener una cuota final más alta. Es algo muy habitual y al mismo tiempo, uno de los errores de principiante más extendidos.
Es fundamental que te centres en aquello que conoces y en aquello que has estudiado previamente. No importa si es la Primera División de fútbol, una competición europea o cualquier otro deporte. En el momento en el que incluyas selecciones que no tienes estudiadas, estás dejando prácticamente todo en manos del azar. Si ya de por sí es difícil acertar una apuesta combinada, es clave reducir al máximo esa dificultad con selecciones tan estudiadas como sea posible.

Conócete antes de hacer apuestas combinadas

Cada ser humano tiene un perfil único y, en consecuencia, una forma distinta de pensar. Hoy en día, casi todas las casas de apuestas te permiten cerrar una apuesta combinada cuando llevas algunos aciertos encadenados, ofreciéndote una recompensa mayor a tu inversión inicial, pero lejos del “gran premio”.
Por eso, es importante definir un plan antes de hacer la apuesta. De nada sirve hacer una combinada cuota 30 si la vas a cerrar tras acertar dos eventos llevándote el doble de lo invertido. Para eso, es mejor hacer apuestas combinadas dobles y se acabó.

Si tu intención es aguantar tu apuesta combinada, establece de antemano tu hoja de ruta. Por ejemplo, si te ofrecen cierta cantidad de dinero, entonces puedes considerar cerrarla, no antes. Siempre intenta tomar las decisiones con cabeza y dejando a un lado la emoción del momento. No hay nada peor que cerrar una apuesta por impulso y que después salga o dejarla abierta sabiendo que no es realmente lo que quieres y luego se falle.

La cobertura en los momentos finales

Cuando en tu apuesta combinada tienes varios aciertos ya asegurados, es donde las cosas empiezan a ponerse serias. Ahí entran todos los factores psicológicos en juego y es donde los apostadores con éxito se diferencian de los inexpertos.
Si en tu apuesta combinada te quedan uno o dos eventos por cumplirse, considera apostar a lo contrario de esos eventos en una apuesta distinta para cubrirte y de esta forma disminuir tu riesgo o asegurarte beneficios.

Por ejemplo, si tienes una combinada de 10 eventos donde ya has acertado nueve y te queda la victoria de un conjunto local en fútbol, una buena idea puede ser apostar por separado al “empate o victoria visitante” cierta cantidad que te asegure beneficios o que, en el peor de los casos, no pierdas tu apuesta inicial.
En definitiva, las coberturas son muy útiles para que tengas un buen sabor de boca pase lo que pase, algo que poca gente valora.
Las apuestas combinadas son todo un arte y requieren de tiempo y experiencia para dominarlas. Son muy atractivas, pero también muy difíciles. ¡Esperamos que estos