Si hay un sector que ha dado un gran salto y se ha popularizado gracias a internet es, sin duda, el sector del juego online. Muchos usuarios han visto la posibilidad de poder apostar desde casa, con un ordenador y un móvil sin apenas esfuerzo. Además, uno de los aspectos más llamativos es que puedes hacer apuestas a múltiples eventos, deportes, ligas y mercados durante los 365 días del año. Es aquí donde aparece la figura del Scout, ellos son los que cubren todos estos eventos.

¿Qué es un scout en las apuestas deportivas?

Como comentábamos anteriormente, ha habido un gran repunte en el mercado de las apuestas online. Esto es debido a los múltiples eventos deportivos que se dan y se cubren cada día. Que haya toda esta cobertura no es casualidad y se necesita una amplia red de colaboradores que acuda a cada partido e informe en tiempo real de lo que está sucediendo. Esto es un scout, una persona que recolecta datos en tiempo real y los envía a los proveedores de datos. Estos, a su vez, los envían a las casas del apuestas y actualizan las cuotas. Hay cientos de ellos repartidos por toda la geografía y cubren todo tipo de partidos (fútbol, baloncesto, fútbol sala, fútbol juvenil,etc).

Antes de llegar a ser `scouts´, analistas o reporteros, según ponga la oferta de trabajo, deben pasar una serie de pruebas. Las empresas proveedoras de datos captan a jóvenes, aficionados al deporte y generalmente a las apuestas, los entrenan y les hacen pruebas para ver si son válidos antes de ponerlos a trabajar en un partido en directo.

¿Cómo es una jornada de trabajo de un scout?

Normalmente a lo largo de esa semana les avisan de cuáles van a ser los partidos que deben de cubrir en su zona geográfica y ellos escogen cuáles les va mejor. Puede ir a cubrir desde partidos de balonmano, voleibol, fútbol femenino y otros deportes minoritarios de diversas categorías (segunda b, tercera división, etc).

apuestas en directo

¿Qué herramientas necesita un scout para trabajar?

Las empresas que les contratan les proporcionan tablets y móviles con un software específico en el que el scout pueda ir introduciendo todo lo que está sucediendo en tiempo real. Por ejemplo, si hay un córner, una tarjeta amarilla, una sustitución de un jugador…todo debe ser anotado e introducido en este software. De esta manera, las cuotas se irán actualizando correctamente.

¿Qué pasa si se equivocan o tardan varios segundos en introducir los datos?

Pues bien, es un trabajo muy minucioso y no pueden despistarse en ningún momento ya que si se equivocan, es dinero que pierde la empresa. Pese a esto, durante un encuentro hay más de un scout cubriendo el mismo partido y las empresas de datos pueden comprobar que si uno de los datos que envía no cuadra, llaman al scout y le consultan. Si es un error puede ser amonestado por la empresa y si acumula varios errores puede ser, incluso, despedido.

Durante el fin de semana pueden llegar a cubrir varios encuentros dentro de su comunidad. Las empresas de datos les pagan unos 50€ por encuentro, la entrada al evento deportivo y el desplazamiento.

El reclamo de apostar en directo o live

Hoy día, hay muchas casas de apuestas en el mercado buscando clientes. Una de las maneras de captarlos es con el bono de bienvenida, con tener cuotas atractivas para el usuario pero cada vez más, la variedad de opciones para apostar y sobre todo, poder apostar en directo se está convirtiendo en el gran reclamo para los usuarios.

Apuestas deportivas evolución

Desde el año 2015 la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ), que es el organismo que controla el sector del juego en España, empezó a contabilizar por separado cada sector de las apuestas. Empezó a diferenciar las apuestas deportivas del casino, del póker, del bingo, etc.

Cada empresa de apuestas tiene su propio sistema para fijar las cuotas de un evento. Lo puede hacer con estadísticas y un histórico de esos equipos para fijarlo, por ejemplo. En el caso del prematch las cuotas varían poco y si lo hacen es normalmente debido a que un equipo es más apostado que otro por los usuarios. Entonces las propias casas balancean esto e intentan equilibrar el menos favorito para que sea atractivo apostarle.

Los grandes cambios de cuotas los encontramos en el live o directo. Es aquí donde un gol, una expulsión puede cambiar mucho una cuota. En este caso las apuestas en directo es la modalidad en la que los usuarios más dinero juegan. En torno a un 30% del dinero que se mueve en la red se lo llevan las apuestas en vivo. Para poner en contexto este porcentaje, solo en noviembre de 2018 se apostaron 527 millones de euros en apuestas en live. Los números hablan por si solos y las casas de apuestas saben que la emoción de apostar y tener tu recompensa en un corto espacio de tiempo, encanta a los apostadores.

El Delay o retraso en las apuestas deportivas

El delay o retraso muchas veces puede ser fatal para las casas de apuestas. Si os fijáis, muchas veces las retransmisiones de partidos de las ligas top en Europa van incluso con retraso. Si haces la prueba y pones el audio de la radio con el de la televisión, verás que en la radio se canta antes un gol que en la tele. Imagínate esto si pasase con las apuestas (que pasa) cuando introducir los datos de un partido con segundos de retraso puede suponer que entren cientos de apuestas en un mercado concreto. Hay un momento entre la jugada clave y en el momento en que se tiene conocimiento de que ha pasado, en el que el apostante aprovecha este Gap para ganar dinero. La picaresca está servida.

Muchas veces los scouts son “cazados” en los estadios mientras recopilan los datos del evento en cuestión. La verdad es que pagan la entrada y tienen derecho a ver el partido pero, en ocasiones, la propia organización si ven que están recopilando datos en la grada, los expulsan. Además, intentan bloquear el acceso a casas de apuestas mediante restricciones en la red wifi por ejemplo.

Si quieres seguir informado de todas las novedades de Jobbet, tu academia de trading deportivo, sigue nuestro blog.